Ser un ser espiritual

La espiritualidad es uno de los muchos caminos que se pueden adoptar en la vida. No necesariamente está ligada a la religión o a la forma de crianza. Se puede ser miembro de una comunidad religiosa sin ser espiritual, y se puede ser muy espiritual sin pertenecer a ninguna religión. La espiritualidad es una decisión individual.

Para desarrollar la espiritualidad la persona tiene que

  1. Tener la voluntad de hacerlo: enfocar las acciones diarias al camino de la espiritualidad, a pesar de retos u obstáculos posibles.
  2. Meditar: una vez que esta práctica se hace cotidiana, y se empiezan a recibir los beneficios que aporta, será muy difícil parar de hacerlo.
  3. Perdonar y pedir perdón: es admitir que todas las personas cometen errores, liberarse de las cargas de los resentimientos y de las culpas.
  4. Rodearse de personas honestas y amorosas: siempre existe la posibilidad de filtrar las relaciones, apartarse de las personas tóxicas y rodearse de sentimientos de paz y amor.
  5. Planear la rutina espiritual: oración, claridad, afirmaciones positivas, lecturas…
  6. Ser generoso: hacer actos bondadosos por alguien más, por lo menos una vez al día.
  7. Vivir conscientemente: vivir más atento a los pensamientos y sentimientos propios, aceptándolos y modulándolos.

Para profundizar en el tema, te invitamos al Curso Crecimiento Espiritual y Recuperación.

Visita nuestra página web www.cesmf.edu.mx y conoce los programas educativos que ofrecemos.

 

Silva, S. (2015). Guía para ser más espiritual. En: http://nuevaera.about.com/od/Superacion/a/Gu-Ia-Para-Ser-M-As-Espiritual.htm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *