Prevención familiar de adicciones

La adicción es una enfermedad que afecta a todos los miembros de la familia, no sólo a quién la padece, sin embargo la buena noticia es que tanto la prevención como el tratamiento tienen mayor efectividad cuando se realizan en familia.

Existen factores que propician el consumo de drogas, que a su vez podrían derivar en el desarrollo de la adicción, denominados factores de riesgo, por ejemplo:

  • Baja percepción de riesgo : cuando en la familia se normaliza el consumo de alguna sustancia, el mensaje que está trasmitiendo a los hijos es que esa conducta no tiene riesgo, por lo tanto es “seguro” imitarla.
  • Consumo permitido: cuando el consumo de alguna sustancia, por ejemplo el alcohol está permitido abiertamente en la familia, se reduce aún más la percepción de riesgo y el límite se vuelve difuso. Por ejemplo los adolescentes que consumen alcohol con sus padres (desde una cerveza), o cuando se organiza una fiesta con menores de edad, y los padres son quienes aporta bebidas alcohólicas, o el dinero para comprarlas.
  • Edad de primer consumo: culturalmente, contamos con gran cantidad de “remedios” que involucran alcohol, así como ideas y tradiciones por ejemplo: cuando a los bebés le salen los dientes, se les unta en las encías algún destilado como tequila o brandy, a tempranas edades se les invita a “brindar” por navidad, año nuevo, etc., o bien se les ofrece copas de licor para que “aprendan a beber”. Estos consumos experimentales implican un factor de riesgo pues el organismo no está preparado para recibir la sustancia y procesar los efectos que genera en el cuerpo.

La familia puede proporcionar herramientas de prevención que son denominadas factores de protección, por ejemplo:

  • Sentido de pertenencia: cuando las personas sienten que “pertenecen” se sienten aceptadas, en un ambiente de confianza que permite la apertura a la comunicación y a compartir experiencias y sentimientos, se ve fortalecida su autoestima y tiene un mejor manejo emocional, constituyéndose ésta característica familiar como una factor de protección no sólo para el desarrollo de la adicción sino para otras situaciones de riesgo como violencia.

Los integrantes de la familia cuando en ella encuentran este remanso de paz, son menos susceptibles a presiones sociales.

El Centro de Estudios Superiores Monte Fénix ofrece cursos dirigidos a la familia, enfocados a la prevención.

http://www.cesmf.edu.mx/index.php?page=formando-familias-sanas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *