La Nicotina

La nicotina es un alcaloide líquido, oleoso e incoloro, cuyos efectos son tanto estimulantes como sedantes. Es la causa principal de la adicción, debido a que activa los mecanismos de placer del cerebro: la vía dopaminérgica y los receptores colinérgicos y nicotínicos del sistema nervioso central. En la dependencia al tabaco, influye también el sabor o el aroma, además de los “rituales” que acompañan el proceso de fumar y la interacción social entre los fumadores. (SSA, 2001).

Después de fumar un cigarrillo, que contiene aproximadamente un miligramo de nicotina, ésta se absorbe desde el tracto respiratorio y la mucosa oral y se distribuye a todo el organismo, llegando al cerebro donde están los receptores colinérgicos de tipo nicotínico, al cabo de siete a diez segundos. En el caso de una mujer embarazada que fuma, la nicotina pasa a la leche materna y atraviesa la barrera placentaria.

La nicotina es una sustancia muy adictiva, tan adictiva como la heroína o la cocaína. Fumar no es un hábito o un vicio sino una adicción.

 

Referencia:

Secretaría de Salud. (2001). Programa de Acción: Adicciones. Tabaquismo. México. Secretaría de Salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *