El valor del tiempo presente

“Ni el pasado ni el futuro pueden lastimarme, sólo el presente tiene valor en mi vida”.

Entendiendo este principio, la persona le dará todo el valor que tiene el momento presente y le restará importancia a los hechos pasados, que causan culpa, y a los hechos del futuro, que causan ansiedad.

Los hechos del pasado no pueden cambiarse. La opción para continuar con una vida más plena y feliz es reconocer las conductas inadecuadas, y pedir perdón cuando así sea pertinente. De esta manera, es posible liberarse de los remordimientos que entorpecen la paz espiritual.

Por otro lado, el actuar en el presente correcta y congruentemente, augura un futuro de tranquilidad, lo que contribuirá a restar ansiedad por el futuro.

 

Domínguez, C, (citando a Yin, K.) (2016). Diez claves para vivir mejor. En: http://espiritualidaddiaria.infobae.com/10-claves-para-vivir-mejor/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *