Desapego

El desapego no significa alejarse de una manera fría y hostil de las personas que se aman, o mostrarse totalmente indiferentes a sus problemas; tampoco es un desentendimiento de lo que son las verdaderas responsabilidades propias, ni una ruptura en las relaciones.

Desapego significa que la persona pueda desprenderse del involucramiento insano (y a menudo doloroso) con la vida y las responsabilidades de otra persona, y de los problemas que no le corresponden resolver.

El desapego se basa en las premisas de que cada persona es responsable de sí misma, en que nadie puede resolver problemas que no le corresponde solucionar, y que preocuparse no sirve de nada. Significa no meter las manos en las responsabilidades de otras personas y, en vez de eso, atender las propias.

El desapego le otorga libertad a la persona. Le permite vivir la propia vida al máximo de la capacidad individual, luchando para discernir qué es lo que puede cambiar y qué es lo que no puede. A continuación, la persona deberá de dejar de intentar cambiar aquello que no puede.

El desapego implica “vivir el momento presente”, vivir en el aquí y el ahora. Permitir que las cosas se den por sí solas, en lugar de forzarlas e intentar controlarlas, Significa renunciar a los remordimientos por el pasado y a los miedos por el futuro y sacar el mayor provecho de cada día.

También implica aceptar la realidad, los hechos y tener fé en uno mismo.

Desapegarse no quiere decir que nada le importa a la persona. Significa que aprende a amar, a preocuparse y a involucrarse sin volverse loco. Dejar de crear un caos en la mente y en el medio ambiente propio. Al dejar de reaccionar de una manera ansiosa y compulsiva, la persona se vuelve capaz de tomar buenas decisiones acerca de cómo amar a los demás y de cómo solucionar los propios problemas. Se libera de manera tal, que puede comprometerse a amar de una manera firme y sana, y ayudar a los demás sin lastimarse a sí mismo.

 

Beattie, M. ¿Qué es exactamente el desapego?. En: http://hermandadblanca.org/que-es-exactamente-el-desapego-por-melody-beattie/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *