Comunicación Positiva

¿Cuándo tus hijos entraron en la adolescencia tu casa se convirtió en un campo de batalla?

¿Cuántas veces al día dices “NO”?

La armonía en el hogar nos da equilibrio para todos los demás aspectos de nuestra vida y un buen inicio para recuperarla es a través de la comunicación positiva.

Cuantas más veces dices “no esto”, “no aquello”, pareciera que lo estás reforzando y estás en lo correcto, el refuerzo, no necesariamente es positivo, también existe el refuerzo negativo.

Lo primero es observarte, y lo segundo es armar una nueva estrategia, en lugar de decir No rotundo y rígido plantea opciones, si lo practicas desde que tus hijos son pequeños, en la adolescencia tendrás toda la experiencia y te saldrá en automático.

Por ejemplo en lugar de decir “No hagas ruido” plantea opciones con un tono de voz diferente: “por favor baja el volumen de la música para que podamos platicar”; en lugar de decir “No estés pegado al teléfono” intenta proponiendo una actividad en conjunto.

Si para lo único que platicas con tu hijo es para regañarlo, el buscará que lo regañes para tener el contacto contigo que necesita. Busca espacios para comunicarte neutralmente, interésate en sus actividades y aficiones y entonces lograrás obtener además de comunicación positiva el acercamiento y apertura que ambos necesitan.

La relación entre padres e hijos es un factor de protección en la prevención de adicciones, el CESMF pone a tu disposición cursos y diplomados con información referente al tema. Si tienes un hijo en proceso de recuperación, acércate a nosotros, tenemos ayuda profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *