¿Cómo me comunico con mi hijo adolescente?

Tan importante es el contenido como la forma, nuestra comunicación no verbal debe ser congruente con el mensaje que queremos expresar.

La adolescencia es una etapa muy sensible, entre otras características, por lo tanto debemos hacer consciente nuestra comunicación no verbal, es decir, los gestos, ademanes, postura e incluso los tonos de voz que utilizamos al comunicarnos. Todo comunica, incluso el silencio o la “no respuesta” están comunicando algo.

2 de los pilares de la comunicación asertiva son la claridad y la consciencia.

Cuando tenemos consciencia sobre el mensaje que queremos transmitir y lo que queremos comunicar con éste, es más fácil cumplir con el objetivo y planear estrategias para lograrlo.

Por ejemplo, si lo que quiero comunicarle a mi hijo es que cuenta con mi apoyo para practicar un deporte que incluso me desagrada, el mensaje principal que quiero transmitir es el apoyo, no el desagrado, por lo tanto evito posturas de rechazo (físicamente) y gestos de desagrado, así como comentarios o bromas despectivas hacia el deporte que eligió. No basta con decirle que cuenta con mi apoyo, es importante comunicárselo a través de actos, como interesarse e involucrarse.

La claridad no sólo se refiere a claridad del lenguaje mismo, que sea comprensible para el interlocutor, sino también se refiere a la congruencia, para que no dé pié a confusiones o dobles mensajes. Siguiendo con el mismo ejemplo, un doble mensaje es ir al partido “para mostrar mi apoyo”, con cara de aburrimiento y refunfuñando de todo. Otro ejemplo muy común es decir : “fumar afecta la salud, no fumes”, con el cigarro en la mano.

Las relaciones humanas constantemente están en construcción y mantenimiento y la comunicación es un aspecto fundamental de la relación. Si comienzas a practicar estos dos pilares de la comunicación asertiva con tus hijos notarás cómo responden y se abren contigo. Si observas que cada vez que quieres hablar con tus hijos adolescentes no fluye la comunicación, regresa a la estrategia preguntándote ¿Qué es lo que quiero comunicarle? Y ¿Cómo lo voy a hacer?

Si tienes un hijo adolescente en proceso de recuperación de adicciones y no sabes cómo ayudarlo, o quieres prevenir y enterarte de los factores de riesgo y protección, el CESMF pone a tu disposición una gama de cursos y diplomados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *